La verdad sobre las bebidas isotónicas hipertónicas e hipotónicas

La exigencia de una actividad física prolongada, o de gran intensidad, requiere un fuerte conocimiento del propio cuerpo y del organismo. Actualmente hay gran cantidad de pruebas con categoría ultra y cientos de planes de entrenamiento muy pero que muy exigentes, y en este contexto, manejar unos conceptos adecuados sobre todos los aspectos que rodean al entrenamiento (desde la dieta y la recuperación, hasta otro tipo de hábitos) resulta crítico.

tipos de bebidas deportivas

Una de las figuras con mayor peso en este sentido es la del coach . El asesoramiento de los entrenadores y los preparadores físicos es cada vez más amplio y resulta clave a la hora de conseguir alcanzar los objetivos que el deportista se va marcando, y para hacerlo de una manera saludable. Sin embargo, muchos deportistas (generalmente no profesionales) eligen vías autodidactas de conocimiento y preparación. Lo cierto es que, tanto los preparadores como los propios deportistas, independientemente de su nivel, necesitan manejar información de calidad para mejorar el conocimiento sobre las rutinas que rodean su actividad deportiva, desde el descanso, hasta la hidratación.

La falta de información, o directamente el manejo de información inadecuada, acaban frustrando a muchos deportistas que tienen la sensación de estar “haciéndolo todo bien” pero no son capaces de mejorar su rendimiento para alcanzar objetivos ciertamente razonables.

El ejemplo de las bebidas deportivas es de manual. Hay muchos tipos de bebidas deportivas pero la realidad es que existe una tremenda desinformación (auspiciada en gran medida por la propia industria) sobre los verdaderos valores nutricionales y funcionales de cada una de ellas. Esta desinformación, apalancada en la publicidad, hace que marcas que no son más que refrescos llenos de azúcar acaben haciéndose pasar por bebidas isotónicas, ¡aunque su efecto sea más bien el contrario!

Al final, estás matándote a entrenar pero no llegas a alcanzar tus objetivos porque precisamente lo que debería ayudarte a seguir, te está dejando literalmente seco.

Bebidas isotónicaS, hipotónicaS e hipertónicaS: todas buenas, ¿no? Pues no.

Al hablar de bebidas para deportistas se suelen meter erróneamente en el mismo saco las bebidas hipotónicas, las soluciones hipertónicas y las bebidas isotónicas, como Raw Super Drink. Podemos ir un poco más lejos, porque dentro de las bebidas isotónicas también podemos caer en la trampa de pensar que todas son iguales (aunque Raw Super Drink sea la única bebida isotónica del mundo completamente ecológica y orgánica, que no utiliza azúcares ni añadidos artificiales en su producción, y por eso decimos, sin andarnos con falsas modestias, que somos la mejor bebida isotónica del mercado).

La diferencia entre estos tres tipos de bebidas (isotónicas, hipertónicas e hipotónicas) hay que buscarla en la explicación de la presión osmótica. Imagínate que metes en un recipiente agua y sales minerales y lo divides en dos partes separándolas con una membrana porosa. La presión osmótica es la propiedad que haría que ambas partes del recipiente mantengan el mismo equilibrio de agua y sales minerales. Pues bien, el organismo funciona de un modo muy parecido a ese recipiente: sin la presión osmótica, en un lado estaría la sangre (formada en más de un 80% por agua) y en el otro las sales minerales, pero gracias a esa propiedad fundamental se mantienen en equilibrio.

Las bebidas hipertónicas tienen una gran cantidad de sales minerales y aunque esto pueda sonar muy bien, la realidad es que más sales minerales de la cuenta acaban por deshidratarte. Es lo que se conoce como deshidratación hipertónica. La presión osmótica hace que las sales minerales que hay de más actúen como esponjas absorbiendo una gran cantidad de agua para restablecer el equilibrio a ambos lados de la membrana celular. Por eso, las soluciones hipertónicas deberían utilizarse exclusivamente en casos muy muy concretos, con volúmenes muy controlados y siempre bajo supervisión médica. Obviamente, puedes imaginarte que no es el tipo de bebida destinada a un entrenamiento regular, ni mucho menos al día a día.

En el otro extremo están las soluciones hipotónicas, que contienen muy pocos electrolitos y sales minerales, y que acaban “hiperhidratando” nuestras células. Vuelve a pasar un poco lo mismo: hiperhidratación puede sonar bastante bien, ¡pero qué va! Al igual que sucede con las soluciones hipertónicas, este tipo de bebidas alteran la osmolaridad plasmática y sólo deberían utilizarse en manos de terapeutas y en circunstancias realmente concretas.

bebida isotonica sin azucar

Por su parte, las bebidas isotónicas respetan y mantienen el equilibrio osmótico: es decir, aportan una cantidad equilibrada de sales minerales, electrolitos y agua a nuestro organismo, evitando los riesgos asociados de alterar esta importante propiedad. Por eso, las soluciones isotónicas son ideales para hidratarse antes, durante y después del entrenamiento y reponer los electrolitos que perdemos con el sudor. Además, también se recomiendan en procesos de diarrea y otros problemas digestivos. Como véis, es una cuestión de equilibrio y, como siempre suele suceder, la clave está en lograr la medida justa. Por eso las bebidas isotónicas son las mejores bebidas para los deportistas, y las únicas que siempre aparecen como recomendadas.

La hidratación (especialmente la deportiva) es un tema realmente serio, que debería abordarse con mucho rigor. Por poner un ejemplo, un déficit marcado de sodio (uno de los electrolitos presentes en nuestro organismo) puede degenerar con relativa facilidad en un edema cerebral.

bebidas hipertonicas

La hidratación deportiva: clave en el éxito

 

Sin duda, uno de los pilares del éxito deportivo es mantener una buena hidratación. Solemos darle mucha importancia a la alimentación (porque la tiene) y la hidratación tiende a pasar más inadvertida, pero una hidratación adecuada ayuda a entrenar, competir y recuperar  mejor. Obviamente, todos los detalles importan, y la hidratación es uno de los «detalles» de peso, de esos que no se pueden olvidar porque, si te equivocas ahí, estás perdido.

Por eso, cuando un deportista intenta hidratarse con un falso isotónico muy mainstream y anunciado en televisión, puede comprometer meses de duro trabajo y entrenamiento, acabar frustrado y preguntándose ¿qué ha fallado? Sin encontrar explicación.

La actitud divulgativa, crítica y didáctica está en el mismo origen de Raw Super Drink, quizá por eso sentimos la obligación de redefinir una serie de conceptos muy básicos, pero también muy importantes, para que cada deportista sea capaz de tomar las mejores decisiones. Hacer una buena divulgación sobre los aspectos relativos a la hidratación, derribar tópicos e informar a los deportistas de manera real resulta fundamental para disfrutar del deporte de un modo saludable, evitando riesgos y lesiones y mejorando el rendimiento.

Limon y lima

Mandarina y mango

Strawberry & mint

Blueberry y Acai

bebida veganas

0/5 (0 Reviews)